Felices Pesadillas

Posted on 15 agosto, 2011

6



Estos días de distanciamiento me han dado la oportunidad de meditar sobre el futuro de mi blog, este blog, nuestro blog.

Para empezar, habrá un pequeño cambio en su servidor: la gente que no se haya dado cuenta que un latino que intentase vivir de novelas referentes a vampiros, y esas cosas, se moriría de hambre no esta en nada. Es por eso que, a fin de no perecer de inanición, empezaré a usar el seudónimo de Merry Nightmare, tanto en este blog, como en los futuros libros, si es que algún día consigo hacerlos publicar.

Mucho tiempo ha pasado desde nuestro último encuentro, y los he extrañado como un niño cuando es separado de su madre por inexpugnable riscos, mares y abismos de distancia… ¡Bien, exagero!, pero si se les ha extrañado. ¿Están felices ya?, le quitaron la elegancia a mi escrito.

Bueno, pues, como decía antes de su grosera interrupción, desde que escribí por última vez en este blog, han pasado muchas cosas y he alcanzado resoluciones sobre ciertos temas:

Los lunes seguiros hasta lo posible con Cuentos de lo Grotesco. Cualquier idea o tema que quisieran verse abordado será considerado, por no decir aceptado de inmediato. Los miércoles seguiré destilando mi adicción a los dibujitos japoneses con más “reseñas” (en realidad no son reseñas, pero, como decirles “ensayos sin sentido” no tiene mucho crédito literario las dejo como antes he mencionado) sobre animes vistos hoy, y posiblemente mañana. Y los viernes seguimos con las sombrías aventuras de cierto lobo llamado Héctor. No estoy muy seguro de las cuentas, pero creo que la historia podría terminar, sino cerca de año nuevo, si en el primer trimestre del 2012; eso si tomamos en cuenta mi usual hibernación navideña. Creo que solo resta ver si estoy errado o en lo cierto.

Dejo, por los momentos, mis reseñas de libros porque, en mi inmensa soberbia, le mostré una de mis reseñas a mi profesora de Redacción IV y me abrió los ojos: en pocas palabras, esas reseñas son un asco. Las guardo todavía en un rinconcito como muestra de mi deshonra. En cuanto ala Bitácora Arcana, bueno, para serles franco, da mucha pereza hacerlas, pero eso no significa abandonarlas del todo. Quizás las use para explicar la parte metafísica de mi obra, o usarla como línea de tiempo en los eventos de la saga. Las posibilidades son infinitas.

Posiblemente, muy posiblemente, escaseen de vez en cuando los Cuentos o las Reseñas, pero es irrevocable mi deseo y mi palabra, si es que todavía tiene algún valor, que no permitiré que más nada retrase El Diario del Licántropo, luego de dos años de su tan ansiosa espera. Se merecen más de mí que eso.

Feliz cumpleaños para mí. Y ya va un año desde que acabaron, temporalmente, las aventuras de William e Isabel, que más pronto que tarde han de continuar. Se los aseguro.

Ha sido un privilegio escribir para ustedes.

Firma

Merry Nightmare

Quien hasta hace poco se hizo pasar por Guillermo Salazar

Posted in: Divagaciones