Las Lanzas Coloradas, Arturo Uslar Pietri

Posted on 8 junio, 2011

2


Muy pocos libros me han marcado de tal manera como el que hoy me tomo el inmenso, pero inmerecido, privilegio y placer de reseñarles.

Arturo Uslar Pietri, uno de los escritores venezolanos más grandes de la historia, publicó hace más de cuarenta años este retrato de un instante en la Guerra de la Independencia de Venezuela y nos muestra sus glorias y tragedias a través de los ojos de sus dos protagonistas, enemigos jurados el uno del otro: Presentación Campos y Fernando Fonta.

Sin lugar a dudas una de las mejores novelas que puedan haber.

En ella se nos narra las peripecias de dos personajes en búsqueda de un propósito en la vida y un futuro mejor, por más distintos que pudieran ser estos: Fernando busca un ideal, un legado mayor que él mismo; mientras que Presentación Campos luchas por sus anhelos de libertad.

Quiero dejar en claro, si es que no lo he dado ya a entender, que considero este libro como una obra de arte, si es que como algo inclusive superior.

Aunque muy posiblemente mi joven mente llorando por encontrar algo en lo que ocupar su “genialidad” puede que haya puesto en un pedestal demasiado alto a Uslar Pietri. Pero eso nada más es una teoría de conspiración absurda.

Ahora bien, lo es tan cierto como que en MTV pasan pura basura, es que la narración, las batallas y las escenas épicas son presentadas de mejor manera que en El Hobbit, por lo cual presumo que  también que en El Señor de los Anillos: pero tuve la paciencia suficiente para pasar de las primeras cien páginas es este. Cosa para nada irrelevante cuando notamos que la trilogía de Tolkien ocupa uno de los primeros lugares en libros vendidos en la historia del mundo. Empiezo a cree que fue Peter Jackson quien hizo el milagro que vemos en la gran pantalla.

Para la gente que tenga la fortuna y dicha de encontrarse con una copia de Las Lanzas Coloradas, no lo dude ni por un instante, ¡COMPRELA!

Yo tiendo a criticar a los escritores venezolanos, muchos de ellos los considero malos, pero este no es el caso. No creo que haya nadie que pueda ganarle en lo que a letras se refiere en este pedacito del mundo llamado Venezuela.

Bueno, al menos hasta que salga al ruedo este, “su humilde” servidor.