Reseña: Gundam 00 Segunda Temporada

Posted on 16 mayo, 2011

9



Es una verdad universal que todo lo que tiene éxito en la rama del entretenimiento debe tener su secuela.  O al menos es ocurre en la mayoría de los casos, como ocurre en la en la nueva etapa de la franquicia de robots gigantes: Mobile Suite Gundam 00.

Las nuevas aventuras de Celestial Being ocurren cuatro años luego de la primera temporada. Y el mundo cambió en ese tiempo: Casi todas las naciones del mundo se unieron en la Federación Terrestre, pero desde las sombras son controlados por un corrupto ejército mundial, los A-Laws, envuelto en un gran plan de unión y dominación de la humanidad.

El nuevo enfoque de Gundam 00 cambia radicalmente. En vez de una tramoya política sobre la conflictividad del mundo, ahora pasamos a la resistencia contra la dictadura, la lucha por la verdad y la unión de la humanidad para conseguir una meta en común.

Con el avance tecnológico de la Federación la lucha contra los Gundams se vuelve una guerra de resistencia. Se podría decir que el tema fundamental es la evolución de la raza humana y el rol de la tecnología en ello.

La presentación ante la pantalla es técnicamente sobresaliente e impone a los espectadores una gran fascinación en escenas tales como la destrucción del elevador orbital o las explosiones de partículas GN. En pocas palabras, las escenas, en especial las batallas en el espacio, son sencillamente hermosas.

Los combates, batallas y poderes de los Gundams y Mobile Suites han mejorado en forma y sustancia, aunque el cambio de diseño, en la mayoría de los casos, no son tan favorecedores como hubiera deseado. No sé, yo esperaba algo más.

Los personajes siguen siendo fundamentales para crear profundidad argumental a la trama.

La segunda temporada de Gundam 00 se vuelve más grande y mejor. El nuevo objetivo de Celestial Being ayuda a crear una mayor conexión emocional con el espectador. Al fin y al cabo, todos deseamos ser parte del combate contra lo injusto, por la verdad y la libertad.

Anuncios
Posted in: Reseñas: Otaku