Reseña: 1984, George Orwel

Posted on 11 mayo, 2011

0


Una vez, cierto personaje enmascarado dijo: Los artistas dicen la verdad a través de las mentiras.

Pues bien, esa noción es usada a la perfección en 1984. Y lo más aterrador es que no creo que haya una mentira tan acercada a la realidad como las mostradas en este libro.

Nos encontramos con el relato del mundo tal cual se lo imaginó Orwel en el futuro, año 1984. Un mundo dominado por tres potencias que se oprimen y combaten entre ellas en un ciclo sin fin con el solo propósito de mantener oprimidos a sus pueblos de forma terrible y eficiente.

En Oceanía, donde se centra nuestra historia, las instituciones, partidos y funcionarios tienen como única labor de hacerle creer a la población que su líder, más abstracto y omnipotente que abstracto, El Gran Hermano esta siempre en lo correcto. Hasta el punto de hacer creer al mundo que fue él quien inventó las maquinas voladoras.

Pero existe una resistencia clandestina que atrae a quienes dudan del sistema, y cuando la gente baja la guardia es donde se cierra la trampa: Todo es un engaño para atraer a los traidores.

En pocas palabras, es una dictadura perfecta. Donde, a diferencia de las demás dictaduras de la historia, el peor crimen no es lo qué se dice, sino lo qué se piensa.

En la opinión personal de este escribidor, el autor muestra un triste retrato de todos los gobiernos autoritarios llevados a la máxima expresión de locura. Criticando con rudeza al comunismo y otros gobiernos de izquierda, como todo buen británico de mediados del siglo pasado.

La pareja de protagonistas; Winston y Julia, representan los dos lados de la balanza de las necesidades y posturas de las personas en una situación semejante: Winston busca seguir lo que considera correcto, derrumbar el gobierno a sabiendas de su absoluta corrupción; por su parte, a Julia le interesa vivir de la mejor manera posible en un mundo terrible, pero que no puede cambiar.

Muchos gobiernos, por no decir todos, puede que tengan algo de la dictadura del Gran Hermano. Pero quizás sea un comentario fuera de lugar.

Lean este libro, es innecesariamente bueno. Pero no creo que le guste a la gente acostumbrada a la “lectura ligera” a no ser que sean como Hermione.

A si, y por lectura ligera, quiero decir basura.