Reseña: Shakugan no Shana

Posted on 9 mayo, 2011

9


Uno no deja de preguntarse cómo es posible que cosas semejantes, por no decir iguales, produzcan reacciones tan distintas en las personas.

Pero, como no soy nadie para ser voz de los demás, yo habló a propia cuenta. Apruebo la eutanasia, pero repudio el aborto; se podría decir que rayo en el socialismo, pero estoy en contra del proyecto de Chávez; acepto lo que representa e inspira las religiones del mundo, sin embargo estoy completamente convencido de que dios y el diablo no existen.

Me encanta el chocolate con leche, pero no me gusta el amargo. Ósea, todo es chocolate y sin embargo los considero de diferente forma. Una cosa verdaderamente formidable.

Y eso me ocurre también, y ya era hora de caer en lo trivial del asunto de hoy, con la serie Shakugan no Shana.

Se nos presenta la historia de Yuuji, un joven aparentemente normal hasta que descubre que su verdadero “yo” murió y que ahora era un reemplazo temporal para causar la menor distorsión posible en el mundo.

Quiero dejar en claro que en esencia la me encantó. Es una especie de forma oscura de The Matrix. A pesar de que los términos que se usan a lo largo de la serie son difíciles de entender y muy enredados, tal vez para un japonés no sean problema, después de todo ese es el mercado natural de estos productos.

Lo malo, lo horrible, lo catastrófico de esta serie es todo lo ajeno a la historia. Todos los personajes son copias de otros mucho mejores y más carismáticos.

Yuuji se parece a Shiki de Tsukihime y a Kouta de Elfen Lied; Shana por su parte le intenta robar su encanto a Taiga, pero ni se le acerca, y así podríamos seguir de no ser porque se me revuelve el estomago el recordar quién plagia a quién.

¿Qué carajo le pasa a J.C Staff con sus protagonistas femeninas?

Esa predilección por las loli me preocupa enserio, con Taiga e Index lo paso, pero aquí ya es otra cosa. Para los que no estén familiarizados con el término, permítanme mostrarles mis conocimientos en datos insignificantes, la moda loli en pocas palabras es el fetiche por las chicas que parecen más jóvenes a su edad, tomando en cuenta que son adolescentes: tiene 17 años pero parece de 13.

La razón de esto es que es “lindo” para los amantes de este tipo de cosas y que no tiene nada de sexual. Esperemos que no, sino el Japón está llano de pedófilos en potencia. No digo que las lolis no funcionen, a veces, pero todo tiene sus límites. Resulta de mal gusto.

Shakugan no Shana me parece chocante, por lo que no la recomiendo ver a no ser que tengas unos riñones bien entrenados.

¡Al fin una reseña negativa!

Anuncios
Posted in: Reseñas: Otaku