Reseña: Vampire Knight

Posted on 4 abril, 2011

80


Creo que ya es hora de que sepan la razón por la que me convertí en un ser sediento de la vena jugosa del arte del manga y el anime.

Todo comenzó una oscura noche hace casi un año atrás. En ese tiempo me gustaba mucho chatear con mis lectores sobre  mi relatos y escuchar sus recomendaciones, quiero dejar en claro que todavía me gusta, pero como desarrolle una alergia a Messenger y Facebook, además de que nunca estoy en el lugar ni momento adecuado, e tenido que dejar de hacerlo.

El punto es que en una de esas, cierta persona de la que no voy a divulgar su identidad me dice: “William me recuerda a Kaname de Vampire Knight”.

Luego me recomendó ver la serie y me picó la curiosidad, el resto es historia. Y así es como los bebes vienen al mundo… quiero decir, así fue como empecé con mi gusto al anime. También me mordió un otaku radiactivo, aunque no creo que tenga nada que ver con esto, ¿cierto?

Y es por eso que creo necesario, en estos tiempos de cambios profundos, reseña la serie que inició todo.

Ahora bien, vayamos al meollo del asunto.

Vampire Knight es una serie que se centra en el triangulo amoroso conformado por la protagonista, Yuuki Cross, Kuran Kaname, un vampiro, y Kiriyu Zero, un cazador de vampiros. Historia situada en una academia donde la mitad de los estudiantes, los de la clase nocturna, por supuesto, son vampiros.

Con cada capítulo entramos en las peripecias de nuestros tres protagonistas, no quiero aguarle la diversión a los fans de Kaname, pero de los tres él es el que menos sale. Lidiar con la corrupción de la sociedad vampira y la Asociación de Cazadores es su misión al tiempo que protegen a la Academia de la misma; sin embargo la acción, la trama y todo lo demás sirven de contexto para el desarrollo de la historia de amor y tensión sexual entre los protagonistas.

A diferencia de la Saga de Crepúsculo, hacia tiempo que no tenía la desdichada necesidad de mencionarla, Vampire Knight está repleta de escenas sugestiva, con presencia marcada de sangre y carga sexual  disimulada hasta cierto punto, claro que nunca se llega a nada en concreto; no estoy seguro si eso es un punto a favor o en contra.

En cuanto a lo referente al área técnica. La animación no es como me gustaría, hay un par de escenas en que Yuuki se ver amorfa y esos detalles, pero la atmosfera y el diseño de los personajes es muy acertado. La academia y los uniformes de los personajes crean un mundo misterioso, elegante y refinado.

La temática es la de un drama romántico y sugestivo, hecho remarcado con la ayuda de la atmosfera oscura y aristocrática, antes mencionada, que nos atrae, no creo que a todas las personas las personas, pero si a los amantes de los vampiros clásicos.

A pesar de un desarrollo más dramático y complejo en todos sus aspectos, Vampire Knight cae en la misma falla de Crepúsculo: La sistemática falta de acción.

Sin embargo es una serie muy buena.

Anuncios
Posted in: Reseñas: Otaku