Actos del Lobo: Seth

Posted on 25 marzo, 2011

12



Con ustedes, el señor Seth Blackwood.

– Muy buenas noches a todos, cuando Guillermo me vino con la idea de ser un renegado y siniestro cazador de monstruos me dije: debo ser parte de esto.

>> Así que, según la recomendación de él, pasé los siguientes seis meses en las tundras más recónditas de Siberia entrenando para mí nuevo papel. Las noches eran largas, no había más alimento que la carroña putrefacta de ciervos y uno que otro oso polar con el que me topaba. Pero ninguno era como lo que salen en la Brújula Dorada.

>> Sin embargo, nada de eso importaba, lo que fuera para poder ser parte de un proyecto tan gran me parecía poco. Soporté la hipotermia, la inanición y la enloquecedora soledad nada más y con tal de ser el mejor de los Paladines Nocturnos que hubiera existido.

>> Pero cuando regresé listo y dispuesto para dar todo de mí, con qué creen que me encuentro: que esté Teatro de las Quimeras estaba cerrado, su director extraviado en vacaciones indefinidas y con el resto del elenco haciendo el vago.

>> Así que estuve, todos los días, esperando a las puertas del teatro. Durante un larguísimo mes de diciembre.

>> Al regresar Guillermo me encuentro con la noticia de que aún faltan varios meses para que fuera necesario en la obra y…

– Es, Seth, creo que te estás yendo por las ramas, sólo era un pequeño monologo…

– Luego de pasar por tantos problemas…

– Asustas, Seth…

– Debería retorcerle el pescuezo a ese maldito insensato…

– Alguien… que alguien calme a Seth; Héctor, haz algo.

– No, a mí no me metas en eso. Cuando se pone así lo mejor es no molestarlo, a no ser que te guste el olor del yeso fresco y las sillas de ruedas.

>> Eso te pasa por hacerle una broma de tan mal gusto.

– ¡Y yo cómo iba a saber que me haría caso, nadie en su sano juicio lo hace!

– GUILLERMO SALAZAR, ES HORA DE RECIBIR TU CASTIGO.

– William…

– Me quitaste el rol protagónico.

– Isabel…

– Cuando hay que pagar, hay que pagar.

– Sophie…

– Lo siento, aquí entre nos, le tengo más miedo a mi primo que a ti.

– Blade…

– Sólo intenta hacerte el muerto, así se aburrirá.

– Todos ustedes… ¡Me lo van a pagar!

 

Anuncios
Posted in: Sin categoría