Nagas

Posted on 16 junio, 2010

1


Compañeros y aprendices en los secretos que ocultan las sombras más tenebrosas, como sabrán, durante los últimos meses hemos conocido, descifrado y entendido un poco mejor a nuestros monstruos, y por ende, a nosotros mismos.

Ahora nos toca agregar a nuestra bitácora arcana, que no es más que un grano de arena en los mitos y leyendas del mundo en toda su historia, a una criatura que quizás muchos no conozcan, pero que está presente en muchas historias del mundo hindú. Le presento a los Naga.

Los nagás son un tipo de seres o semidioses inferiores con forma de serpiente.

Según el gran texto épico Majábharata, la representación de los nagás tiende a ser negativa. Se los retrata como las víctimas que merecían la muerte en el sarpa iagñá (el sacrificio de serpientes) y la prefación en manos del hombre ave Garudá. El texto los llama «perseguidores de todas las criaturas» y dice que «las serpientes tenían veneno virulento, gran poder y exceso de fuerza y siempre intentaban morder a otras criaturas». Al mismo tiempo, los nagás juegan un papel importante en las leyendas narradas en el texto, frecuentemente no más malvados o engañadores que los demás protagonistas, e incluso a veces del lado de los buenos.

Generalmente en el texto aparecen con forma mezcla de humanos y serpientes. Otras veces aparecen con forma humana y luego con forma de serpiente.

Por ejemplo, la historia de cómo el príncipe nagá Shesha terminó sosteniendo al mundo sobre sus capuchas comienza con la escena en que él aparece como un dedicado asceta humano, «el cabello recogido con un rodete, la ropa hecha girones, y su carne y piel seca debido a las austeridades que estaba practicando. El dios Brahmá – que curiosamente es también la marca de una cerveza en mi país – queda complacido con Shesha, y le encarga sostener el mundo sobre su cabeza. En este punto, Shesha aparece con los atributos de una serpiente. Entra por un agujero en la Tierra y se desliza hasta el fondo, donde carga la Tierra sobre su cabeza.

El gran némesis de los nagás en el Majábharata es el gigantesco hombre-pájaro Garudá.

El sabio Kashiapa tuvo dos esposas, Kadru y Vinata. La primera quería tener muchos hijos, y la segunda quería tener pocos pero muy poderosos. El sabio cumplió sus deseos: Kadru puso mil huevos (de los que nacieron serpientes) y Vinata puso dos huevos (de los que nacieron Aruna —el auriga de Suriá— y Garudá. Por una estúpida apuesta, Vinata se convirtió en esclava de Kadru y el hijo de Vinata Garudá tuvo que cumplir órdenes de las serpientes. Garudá robó el elixir de los dioses y se los trajo a las serpientes, con lo que cumplió con la orden, pero mediante una trampa evitó que lo repartieran y obtuvieran la inmortalidad. Desde ese momento, él las consideró enemigos y comida.

En el norte de la India, hay comunidades que se hacen llamar «nagá vanshi» (linaje de los nagás) porque se consideran descendientes de los nagás.

Varuna, el dios védico de las tormentas, es considerado el rey de los nagás. Los nagás viven en los Patala, el séptimo planeta del inframundo. Son hijos de Kashiapa y Kadru. Entre los más importantes se cuentan Manasa, Shesha Nagá, Vasuki y Takshaka.

Como muchos otros mitos y criaturas fantásticas que hemos puesto en esta sección, los Nagas también han sido muy mediatizados en los últimos años. El caso más representativo de esto es el juego de estrategia Warcraft III: The Frozen Thorne y el juego de rol World of Wartcraft. En ambos los nagas aparecen como descendientes de los elfos nocturnos, quienes vivan en una especie de Atlántida que se hundió, lo que los convirtió, con ayuda de la magia, en seres parecidos a serpientes.

Y como dato curioso: NAGA también significa normas de auditoría generalmente aceptadas.

Creo que eso es todo por ahora, a pesar de los nombres raros y sacados por los pelos esperó que hayan aprendido un poco más de este mito, que a final de cuentas, es lo que pretendo al presentarles este y todos mis artículos… hasta pronto.

Y en la entrega siguiente… Les traeré al lobo demoníaco Fenrir.

Anuncios
Posted in: Bitácora Arcana