Episodio Uno: El Comienzo de la Aventura

Posted on 26 marzo, 2010

4


Esta historia empieza como otras, con una chica que no sentía nada por nada, ni nadie y, de a poco a poco comienza a crecer. Su nombre es Danny, una estudiante que pensaba que estaba totalmente sola, pues no tenía verdaderos amigos… o así lo sentía.

Como toda joven de 12 años iba al colegio, en el que sacaba muy buenas notas… pero que le aburría, razón por la cual tenia todos sus cuadernos llenos de dibujo y garabatos. Tenia amigos, lo cuales aunque quería mucho sentía que no conocían su verdadero ser, su yo que sueña con aventuras más allá del horizonte y más altas que el firmamento.

Como todos los días en su vida monótona y devorada por la rutina Danny camino a solas con sus pensamientos hacia su casa que no queda tan lejos de su escuela.

“Otro día… otro absurdo momento de letargo”, piensa de manera sombría, “¿Es que nunca se acabara este ir y venir sin sentido?”.

“Si sigues pensando así claro que no cambiaras… lo que tienes que hacer es tomas al toro por los cuernos y lanzarte hacia la aventura”, se responde a si misma, su lado más alegre y efusivo… desde hace tiempo ese único fragmento de su alma, ese leve susurro de pasión es su más cercana confidente a la que llama Atzuya, “si me lo preguntas deberías tomar todos tu ahorros, comprar un boleto hacia el lugar más alejado de esta enorme galaxia y empezar desde cero… ya has aprendido todo lo que tienes que saber”.

“Por suerte no tienes derecho a votar, es más, ni siquiera excites… no entiendo por que hablo con algo que no es real”, se reprocha en silencio, lo que no evita que haga un feo ceño fruncido que hace que algunos transeúntes le desvíen la mirada.

“Por que, para bien o para mal me necesitas… en todo caso tu no tienes la menor idea de lo que es real o no, no puedes juzgar algo de lo que no sabes nada”, dice su voz interior fingiendo molestia, solo para volver a su estado de jocosidad de siempre, “¿Crees que la vida monótona y agobiante que llevas es real?, lo único verdadero es lo que te llena el espíritu… lo que te hace sentir viva, lo verdaderamente memorable… todo lo demás no son más que simples fantasmas, espectros que pasan sin dejar nada más que tiempo desperdiciado”.

“¡Hazme un favor y cállate!, no estoy de humor para escuchar sermones filosóficos que algo poco más que un amigo imaginario” se grita en el pensamiento, haciendo que el otro lado de su conciencia se mantenga en un relajador silencio.

A los pocos minutos llega a su casa. Un hogar cualquiera en un vecindario cualquiera… pero a diferencia de todos los días anteriores en su vida, esta vez algo extraordinario espera a Danny al cruzar por la puerta de entrada.

– La recluta ya llego Coronel – dice un hombre parado al lado de la mesa, donde están sentados sus padre. Al parece antes de que Danny llegara estaban discutiendo acaloradamente con un hombre del que ella no puede ver su rostro. Ambos invitados llevan uniforme del ejercito y apenas el soldado que estaba sentado se levanto para mirar la joven recién llegada.

– Muy bien… jovencita, me podría hacer el favor de sentarse, tenemos mucho de que hablar – le pide con suma amabilidad señalándole uno de los sofás de la sala de su casa. Danny con algo de desconfianza mira a sus padres.

– Por favor has los que dice el soldado – espeta su padre, intentando consolar a su madre sin mucho éxito.

– Soy Coronel, mi estimado señor – le corrige el hombre que se acerca a Danny, con sutileza le toca el hombro y la guía hacia uno de sus mubles, mientras que el Coronel se sienta en un sofá en el lado opuesto de la mesa.

Mientras los padres de Danny se sientan a su lado el otro solado se queda de pie, pero mirando toda la escena en extremo detalle.

– ¿Qué esta pasando aquí? – pregunta Danny luego de varios segundos de insoportable silencio.

– Soldado, por favor la imagen 0183 – ordena el Coronel mirando con detenimiento a la joven que siente como si la estuvieran penetrando con Rayos X. el soldado enseguida saca una especie de cámara, oprime un botón y un holograma tridimensional aparece sobre las cabezas de Danny y sus padres. Esta es la primera vez que ella ve un holograma.

– Empezare desde el principio – comienza su explicación el Coronel – en nuestra Galaxia, La Vía Láctea, hay 20 planetas en que se ha descubierto vida inteligente, todos nos unimos en una especie de ONU interplanetaria llamado “Alianza Polaris”. Ahora los bordes externos son atacados por una especie de invasión que no podemos identificar a ciencia cierta.

>> Lo único que sabemos es que nunca dejan sobrevivientes, por las pocas grabaciones que tenemos usan robot de combate y se llevan todos los recursos que pueden y los que no les prenden fuego.

– Se lo pregunte antes y lo haré ahora, ¿Qué tiene que ver mi hija en todo esto? – pregunta airadamente el papá de Danny levantándose de su asiento de forma desafiante – ¿de que nos sirve tener a un maldito senador por la tierra si permiten esta clase de abusos?

– Por favor, cállese y siéntese, que no he terminado – dice lentamente el Coronel sin inmutarse en lo más mínimo y el padre de Danny no puede hacer otras que obedecer – pero ya que toca el tema tendré que saltarme lo más técnico. Dentro de dos años a lo sumo esa flota estará lo suficientemente cerca de nuestro sistema solar que podrán atacar a la tierra y el maldito senador por la tierra en al Alianza Polaris no puede permitirlo.

>> Por eso toda información al respecto ha sido suprimida, para no causar un verdadero pánico, a causa de un por primera vez verosímil, fin del mundo mientras, y muy secretamente estamos reclutando a una fuerza de elite para enfrentar a esa flota.

– Aun no entiendo, ¿si no sé puede saber nada al respecto por que nos cuenta todo eso? – pregunta Danny aunque Atzuya le grite una y mil veces “cállate, esta es la oportunidad que hemos esperando”.

– Porque tu has sido seleccionada para ser parte de ese escuadrón – contesta el coronel haciendo que la madre de Danny llora con aun más fuerzas – una de cada milos de personas en el mundo contienes el gen “CM-25,3” lo que te hace invaluable, solo hay otras 6.000 personas como tú y necesitaremos hasta la última de ellas. Sin ese gen la nueva tecnología Ener-D seria completamente inútil.

>> Lo lamento, pero no tienes otra opción que ir con nosotros. Puede que sea muy difícil para una niña como tú, pero lo más posible es que todo el Planeta te necesite.

Anuncios