Reseña: El Amor en los Tiempos del Cólera

Posted on 18 mayo, 2011

3


Ya era hora de hablar de un autor latino, ¿no creen?

Algo de lo que me he dado cuenta luego de leer tantos libros buenos es el hecho de que se pude distinguir de forma casi automática a los grandes escritores mediante su forma de escribir.

Obviamente cada escritor buscar su forma particular de describir el mundo creado en su imaginario, pero es una constante la simpleza de dicha forma de hacerlo. Los escritores verdaderamente buenos agregan a su estilo particular el lenguaje universal e intrínseco, el cual nos permite entendernos los unos a los otros.

Y uno de esos casos lo tenemos con el Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez.

Casi todo el mundo asocia inmediatamente a Márquez con Cien Años de Soledad, y no digo que este mal, pero tampoco es lo más correcto. Por mi parte ya he leído tres escritos de él y tengo al número cuatro en espera, y ninguno es Cien Años de Soledad.

Pero empecemos de una vez con la reseña.

El Amor en los Tiempos del Cólera es el relato de una pareja de jóvenes separados por la norma social por más de cincuenta años, sólo para volverse a encontrar y al fin pueden ser felices juntos.

Una novela que narra la vida y obra de sus dos protagonistas y como al final se unen. El único punto que yo le podría criticar a Márquez es el encasillarse en la America pobre y de los caminos de tierra. Somos más que eso. Por supuesto, algunos dirán que el autor visibiliza la miseria de mayoría, esta bien. Sólo Márquez sabe lo que Márquez piensa.

En lo personal, lo personajes nunca me han parecido su fuerte, y eso se debe a no tienen cualidades extraordinarias, son gente como tú o yo. Aunque en esta novela me encariñé mucho con el doctor Juvenal Urbino. Tal vez, es nada más una teoría, no me gustan tanto por tener nombres tan feos…

Eso si, el comienzo y el final del libro son, como suelen decir algunos blogs especializados en el cine, un EPIC WIN.

Sencillamente me conmovió el final.

Léanlo si no me creen, los aseguró que no se arrepentirán.

 

About these ads